• Miércoles, 02 Agosto 2017
  • Mi Magazine
  • 551
Actor de

Todos recordamos la película Ciudad de Dios (2002) como un referente de la vida en las famosas favelas de Río de Janeiro, realidad que sigue más vigente que nunca, pues las pandillas locales protagonizan disturbios cada vez más violentos, son la antítesis de una “sociedad justa”.

Ivan Da Silva Martins, quien protagonizara en el filme a uno de los miembros de la banda de Ze Pequeño, tiene ahora 34 años y las autoridades locales creen que controla el tráfico de drogas en la famosa favela de Vidigal. Es sospechoso de haber asesinado este domingo a un oficial encargado de vigilar las favelas de Río, el policía Hudson Araujo, quien se convirtió en el 91º oficial asesinado en lo que va de 2017 en el estado brasileño.

Martins formó parte de la ficción y ahora vive en carne propia la autenticidad del crimen, la violencia, la pobreza y las injusticias sociales que se impregnan en los estratos sociales más bajos de Brasil. Fue reclutado como muchos niños y adolescentes primero por la industria cinematográfica y luego por las organizaciones criminales. Una realidad extraña y dual.

Los rumores locales dicen que es una de las personas más influyentes y temidas de Vidigal y es mejor conocido como “Iván el terrible”. Fernando Meirelles, director de La Ciudad de Dios, dijo al diario O Globo que poco a poco ha perdido contacto con los jóvenes actores que participaron en la aclamada cinta. “Siento tristeza tras saber su realidad”, dijo.

Brasil atraviesa una de las crisis políticas y económicas más agudas en su historia por lo que el futuro de millones de personas que viven en extrema pobreza es más que incierta. El crimen, la inseguridad y los asesinatos están a la orden del día en un país que no da soluciones viables a la gravedad de su situación.

La película está ambientada en los años sesenta donde el protagonista es un niño que se convierte en narcotraficante y asesino en lo que es conocido como “Cidade de Deus” o las favelas de Río de Janeiro. Recibió cuatro nominaciones al Oscar entre otros reconocimientos y premiaciones en todo el mundo cinematográfico.

blog comments powered by Disqus

Compañeros