• Lunes, 07 Enero 2019
  • Mi Magazine
  • 605
Esta es la isla más joven de la tierra, completamente inhabitada y prohibida al público

Surtsey, ubicada a 30 kilómetros de la costa sur de Islandia, es la isla natural más joven del mundo, producto de las violentas erupciones volcánicas ocurridas en esa región el 14 de noviembre de 1963.

Luego de emerger entre las rocas hirviendo, Surtsey fue descubierta por primera vez por un grupo de marineros. Su nombre proviene de Surt, un gigante de fuego de la mitología nórdica, y hoy en día es uno de los pocos lugares en la Tierra que se conserva virgen y prácticamente intocada por la mano del hombre.

En 1967, la isla volcánica alcanzó su tamaño máximo de 2,7 kilómetros cuadrados.

Los científicos observaron que el ecosistema de Surtsey evolucionaba en tiempo real desde cero, lo que ofrecía una oportunidad única de observar un sinnúmero de procesos biológicos: los primeros insectos, los rastros de la primera vida vegetal y la llegada de aves.

El Gobierno islandés restringió la entrada de particulares a la isla y permite que solo unos pocos investigadores obtengan permisos para estudiarla.

Actualmente los expertos que quieran visitarla deben obtener una aprobación oficial y tienen prohibido ingresar productos químicos, semillas, muestras orgánicas y animales, entre otros elementos que puedan cambiar potencialmente el ecosistema del lugar.

blog comments powered by Disqus