• Miércoles, 07 Noviembre 2018
  • Mi Magazine
  • 177
Qué ironía: salvar el amazonas nos saldría más barato que seguirlo destruyendo

A pesar de que el costo para salvar la selva amazónica sea menor a seguir consumiéndola, parece que poco se hará para detener su destrucción.

La riqueza del mundo, y sobre todo de la selva amazónica, no tiene precio, sin embargo es posible cuantificar aspectos como cuánto se gasta en pesca, cuánto produce de almacenamiento de carbono y productos farmacéuticos, entre otros aspectos. 

El considerado pulmón del planeta está muriendo, y es importante medir la pérdida también en dinero: las estimaciones de lo perdido en los últimos 30 años varían desde los 957 mil millones de dólares hasta los tres billones 589 mil millones de dólares. ¿QUÉEEEE? 

En cambio, el costo de salvar el Amazonas, aunque no lo creas, podría ser de 8 a 50 veces menor que lo que saldría el acabar con él por completo. 

¿Cómo lo sabes? 

A partir de un estudio dirigido por el profesor David Lapola de la Universidad de Campinas de Brasil quien, junto con un grupo de investigadores, se preguntaron cuánto costaría eliminar o al menos moderar el riesgo al que se ve sometida la selva amazónica. 

¿Y qué dice la investigación? 

Que en teoría la mejor estrategia para mitigar el daño al Amazonas sería reducir drásticamente los gases de efecto invernadero, sin embargo, los autores reconocen que el costo de esto sería elevadísimo porque no sólo es una decisión local, sino que involucra decisiones a nivel global. 

Lo que sí se puede hacer de manera local es un paquete de medidas que incluyen la prevención de la deforestación, la restauración de paisajes y el cambio de prácticas agrícolas, entre otras, que costaría entre 27.5 y 64.2 mil millones de dólares y disminuiría el riesgo de muerte. 

Incluso un paquete de medidas adicionales que costaría 122 mil millones de dólares suavizaría el golpe si llegara a darse el caso de un cambio climático violento, una cifra mucho menor a los 957 mil millones de dólares que se usan para acabar con el Amazonas, ¿no crees? 

Un futuro… ¿desalentador? 

Las cosas no pintan bien para el Amazonas pues enfrenta muchas amenazas, y para acabar de empeorar las cosas, el nuevo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha prometido abrir aún más áreas para la cría de ganado, lo que hará más insostenible la situación. 

Otra amenaza a la vuelta de la esquina es la de un cambio climático a gran escala, donde la selva tropical podría ser reemplazada por una saben propensa a la sequía, lo que no sólo destruiría la selva como la conocemos y acabaría con un número incalculable de especies, sino que también haría prácticamente imposible una recuperación. 

Lo lamentable es que parece casi imposible que el gobierno de Brasil vaya a invertir algo en una de las selvas más importantes del planeta. ¿Estaremos obligados a ver cómo se desintegra paulatinamente sin poder hacer nada? 

blog comments powered by Disqus

Compañeros