• Miércoles, 07 Noviembre 2018
  • Mi Magazine
  • 115
¿Los gatos pueden comer huevo?

El huevo de gallina es uno de los alimentos más presentes en la alimentación de los seres humanos, por los beneficios que ofrece para la salud y por su versatilidad en la cocina que permite elaborar una infinidad de recetas dulces y saladas. Se trata de una fuente muy económica de proteínas puras, que no presenta niveles considerables de carbohidratos y azúcares, siendo también un óptimo aliado de quienes necesitan o quieren perder peso de forma saludable.

Si bien la ciencia está derrumbando muchos mitos sobre los huevos y demostrando sus beneficios, todavía hay muchos tutores que se preguntan si los gatos pueden comer huevo o si el consumo de este alimento resulta peligroso para la salud felina. Por ello, en ExpertoAnimal, te contamos si el huevo puede ser un alimento beneficiosa para los gatos, y te mostramos las precauciones que debemos tener si decidimos incorporar este alimento en la dieta de nuestros mininos.

Composición nutricional del huevo de gallina

Antes de explicarte si los gatos pueden comer huevo o no, es importante que conozcas la composición nutricional de este alimento para, entonces, poder entender sus posibles beneficios para la nutrición de nuestros mininos, así como las precauciones que debemos tomar al introducirlo en su dieta. Según la base de datos de la USDA (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos), 100 gramos de huevo de gallina entero, crudo y fresco contienen los siguientes nutrientes:

Energía: 143 kcal

Agua: 76.15 g

Proteína: 12.56 g

Grasas Totales: 9.51 g

Carbohidratos: 0.72 g

Azúcares totales: 0.53 g

Fibra total: 0.0 g

Calcio: 56 mg

Hierro: 1.75 mg

Magnesio: 12 mg

Fósforo: 198 mg

Potasio: 138 mg

Sodio: 142 mg

Zinc: 1.29 mg

Vitamina A: 140 μg

Vitamina C: 0.0 mg

Vitamina B1 (tiamina): 0.04 mg

Vitamina B2 (riboflavina): 0.45 mg

Vitamina B3 (niacina o vitamina PP): 0.07 mg

Vitamina B6: 0.17 mg

Vitamina B12: 0.89 µg

Folato: 47 µg

Vitamina D: 82 IU

Vitamina E: 1.05 mg

Vitamina K: 0.3 µg

¿Es bueno dar huevo a los gatos?

Como hemos podido observar en la composición nutricional anterior, el huevo consiste en una muy buena fuente de proteínas magras y puras, ya que contiene cantidades casi nulas de carbohidratos y azúcares totales, con una cantidad moderada de grasas. Casi todo el aporte de proteínas del huevo se encuentra en la clara, mientras las moléculas lipídicas se concentran en la yema. Justamente estos dos macronutrientes deben ser los pilares energéticos de la nutrición de nuestros felinos, teniendo en cuenta que son animales estrictamente carnívoros (y no omnívoros como nosotros).

En este sentido, es importante destacar que las proteínas del huevo están formadas mayormente por aminoácidos esenciales, es decir, aquellos aminoácidos que el gato no sintetiza naturalmente en su organismo y necesita obtener de fuentes externas a través de su alimentación. Respecto a la antigua mala fama de los huevos vinculada al excesivo aporte de colesterol, debemos aclarar que el consumo moderado de este alimento es seguro para tu gato y no elevará sus niveles de colesterol ni lo llevará a ganar peso.

Además, debemos resaltar que el huevo también demuestra interesantes aportes de minerales esenciales, como el calcio, el fósforo, el hierro y el potasio, así como de vitaminas A, D, E y del complejo B. Ello significa que, además de contribuir para la formación y fortalecimiento de los músculos y huesos de nuestro felino, el huevo también les ayuda a mantener un sistema inmunológico saludable, lo que es esencial para prevenir toda clase de enfermedades.

Además de ofrecer todos estos beneficios a la salud de nuestros felinos, los huevos también son alimentos económicos y fáciles de encontrar.

Precauciones al ofrecer huevos a nuestros gatos

Una de las más grandes inquietudes de los tutores a la hora de incorporar el huevo en la dieta de sus gatos es si deben ofrecerlo crudo o cocido. Aunque muchos expertos y estudiosos de la dieta BARF para gatos resalten los beneficios de brindar los alimentos crudos a los felinos, conservando así todas sus enzimas y propiedades nutricionales, debemos estar muy seguros respecto a la procedencia de los huevos que adquirimos para incorporarlos crudos en la alimentación de nuestros mininos.

Los huevos crudos pueden contener una bacteria muy peligrosa para la salud de nuestros gatos, que es la salmonella. Si conseguimos huevos de origen orgánico, provenientes de aves con una alimentación controlada y también orgánica, reducimos considerablemente el riesgo de que estén contaminados. No obstante, aún así debemos lavar muy bien los huevos solo con agua corriente antes de romperles la cáscara.

¡Pero atención! Solo debemos lavar los huevos a la hora de utilizarlos, justo antes de romperlos. Como la cáscara del huevo es una superficie porosa, si la lavamos con mucha anticipación y los dejamos reposar, podemos favorecer que las bacterias presentes en la cáscara del huevo penetren en su interior, contaminando así la clara y la yema.

¿Los gatos pueden comer huevos cocidos?

Sí pueden, de hecho si no tenemos posibilidad de conseguir huevos de origen orgánico o no estamos seguros sobre la procedencia de los huevos que adquirimos, lo mejor será ofrecerlos cocidos a nuestros mininos. La cocción a altas temperaturas es capaz de eliminar gran parte de los posibles agentes patógenos presentes en este alimento. De esta manera, puedes garantizar que el consumo del huevo sea seguro para tu compañero felino.

Por otro lado, también es importante resaltar que los huevos crudos contienen una proteína llamada avidina. Aunque no sea una sustancia tóxica para el gato, esta proteína actúa como un antinutriente, impidiendo que su organismo absorba correctamente la biotina (también conocida como vitamina H).

Si bien para provocar un déficit de biotina en el organismo del gato es necesario consumir elevadas dosis de huevo crudo (lo que no es recomendable), podemos simplemente anular este riesgo innecesario al cocinar los huevos antes de incorporarlos en la dieta de nuestros gatos. La cocción desnaturaliza la avidina, por lo cual inhibe su acción como antinutriente. Es decir, tu gato podrá asimilar todos los nutrientes del huevo cocido con mayor facilidad y seguridad.

¿Existe una dosis segura que debo respetar al dar huevo a mi gato?

El consumo moderado de huevo puede resultar muy beneficioso para nuestros mininos, pero debemos respetar una dosis y una frecuencia segura para que este alimento no resulte perjudicial para su salud. Como ya afirma la sabiduría popular, todo en exceso hace mal…

Por lo general, se recomienda ofrecer huevo a los gatos solo una o dos veces por semana, combinándolo con otros alimentos benéficos a la salud del gato. No obstante, no existe una dosis única y predeterminada para todos los gatos, sino que la dosis segura de huevo debe ser adecuada según el tamaño, el peso, la edad y el estado de salud de cada gato, considerando también la finalidad del consumo de este alimento.

También debemos resaltar que el huevo, por más que ofrezca proteínas magras y beneficiosas, no debe sustituir la carne en la dieta de los felinos. Como hemos mencionado, los gatos son animales estrictamente carnívoros, por lo cual las carnes deben ser su principal alimento y fuente de proteínas, grasas, y demás nutrientes.

Por todo ello, es indispensable que consultes a un veterinario para elegir la alimentación más apropiada según los requerimientos nutricionales de tu minino. El profesional podrá orientarte respecto a la introducción del huevo y de otros alimentos en la alimentación de tu gato, siempre aconsejándote sobre la mejor forma y las dosis más adecuadas de administración para obtener un impacto positivo en la salud de tu felino.

blog comments powered by Disqus

Compañeros