• Lunes, 12 Noviembre 2018
  • Mi Magazine
  • 168
Más de 4 mil millones de personas están en peligro por culpa de los retretes

Hay más personas en el mundo con teléfonos celulares que con inodoros en sus casas.

El dato proviene de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que hace una alerta de la crisis de saneamiento que afecta gravemente la salud y la vida de millones de personas alrededor del mundo. Más precisamente, 4,5 mil millones de personas no tienen acceso a un retrete. Se trata de 500 veces la población de la ciudad de Tokio para que se tenga una idea.

Y para llamar la atención hacia el problema, la ONU recuerda anualmente el Día Mundial del Retrete, el 19 de noviembre, una fecha de la que no todos están al tanto. Es posible que al leerlo te cause gracia. Pero esta temática es tan crucial como poco conocida. La idea es concientizar y revertir esta peligrosa situación que es un problema de todos los días para tanta gente.

La importancia del retrete en la sociedad

El saneamiento de la población mundial es un tema que preocupa a la ONU y forma parte de una de sus prioridades entre los objetivos del milenio. La meta de las Naciones Unidas es asegurar que la población de todo el planeta tenga acceso equitativo a aseos, servicios de saneamiento e higiene antes de 2030.

Las consecuencias de no tener un inodoro

La exposición a las heces humanas tiene un impacto devastador en la salud pública, en las condiciones de vida, la nutrición, la educación y la productividad económica en el mundo. Y es que el saneamiento, o su ausencia, puede afectar directamente la producción económica de comunidades y países.

La ONU pretende hacer entender que se trata de salvar vidas y de aumentar la productividad, crear empleos y hacer que las economías alcancen todo su potencial.

Y ¿cómo los baños son capaces de transformar las economías? Y es que su ausencia en el espacio laboral y en casa puede tener un impacto nefasto en las empresas, ya que genera problemas en la mano de obra: mala salud, falta de concentración, cansancio y distintas enfermedades que pueden generarse por falta de higiene. Se estima que estos efectos negativos le cuestan a los países casi un 5 % del Producto Bruto Interno (PBI).

Otra problemática tiene más que ver con la conciencia de la sociedad respecto de nuestras necesidades básicas. De acuerdo con la ONU, hay jefes que no permiten siquiera la posibilidad de que sus empleados hagan uso del baño a pesar de tenerlo. Es por eso que la idea de la organización va más allá de lograr el acceso al aseo básico de la sociedad, sino además generar un cambio en la mentalidad respecto al lugar que le damos a este aspecto de nuestra cotidianidad.

blog comments powered by Disqus

Compañeros