• Martes, 18 Diciembre 2018
  • Mi Magazine
  • 550
Prueba el método BLW para alimentar a tu bebé

El método BLW (Baby Led Weaning) o alimentación complementaria guiada, es cada vez más utilizado entre los padres como modo de alimentación para sus pequeños.

¿Qué es el BLW?

Este método permite incorporar alimentos sólidos en la alimentación del bebé, sin necesidad de pasar por la fase de purés y papillas. El bebé se alimenta por si solo utilizando sus manos.

Hay que remarcar, que como su nombre indica, es una alimentación complementaria. No sustituye a la lactancia.

Hasta que cumplen el primer año de vida, este método es más usado para educar a comer que para realmente alimentar a bebé, ya que su principal alimento sigue siendo la leche.

Lo que permite al bebé, es poder descubrir nuevas texturas, sabores, olores y colores en la comida.

Además, de que le ayuda a desarrollar la coordinación de sus manos y, el masticar.

¿Cuándo iniciar este método con mi bebé?

A partir de los 6 meses de edad, el bebé ya puede empezar a alimentarse a base de sólidos.

Después de la lactancia exclusiva los 6 primeros meses, a partir de ahí el bebé ya está preparado. Eso si, siempre y cuándo:

•Haya cumplido los 6 meses y se encuentre en un buen estado de salud

•El bebé consiga mantenerse sentado y erguido sin ayuda de nadie

•No escupe lo que tiene en la boca, por lo tanto, ha perdido el reflejo de extrusión

•Muestra interés por los alimentos y la comida.

¿Qué alimentos puedo ofrecerle a mi bebé?

Té mostramos algunos de los alimentos con los que podrás empezar a introducir el método BLW con tu hijo

•Patata, calabacín o calabaza cocida o asada en tiras. También puedes ofrecérselos en trozos grandes, algo más grandes que su mano.

•Judías verdes o guisantes cocidos.

•Brócoli. Dale el ramito, pero no lo cuezas demasiado para que no se le deshaga en la mano nada más tocarlo.

•Zanahoria cocida o asada en tiras.

•Aguacate a trocitos. Si está maduro, les costará comérselo. Pero eso si, se lo pasarán genial aplastándolo y chupándose los dedos.

•Pan sin sal. En trozos un poco más grandes que su propio puño

•Arroz sin sal. No es recomendable la sal antes del primer año, sus riñones son pequeños aun.

•Macarrones cocidos.

•Melón o sandía.

•Plátano. Procura que los trozos sean lo suficientemente grandes para que no tenga la posibilidad de metérselo entero en la boca y, evitarás un susto.

blog comments powered by Disqus