• Jueves, 22 Marzo 2018
  • Mi Magazine
  • 226
  Creciente desconfianza amenaza a Facebook por escándalo sobre privacidad

El movimiento que propone el abandono de la red social Facebook, un gigante atascado en un escándalo por uso de datos personales, ganaba fuerza este miércoles en un ambiente de pérdida generalizada de confianza.

Una señal del fortalecimiento de ese movimiento quedó en evidencia con el apoyo explícito del cofundador del sistema de mensajería WhatsApp, firma adquirida por Facebook en 2014 por unos 16.000 millones de dólares.

"Llegó el momento @borrarfacebook", publicó en la red Twitter el empresario Brian Acton, apuntado como una de las personalidades más influyentes en el mundo digital, en referencia al hashtag que mueve la protesta, @deletefacebook.

Acton, quien ahora está al frente del sistema de mensajería segura Signal, es hasta ahora la voz más influyente contra Facebook a raíz del escándalo con las actividades de una empresa de consultoría ligada a la campaña presidencial de Donald Trump.

Facebook, uno de los titanes de la industria digital, enfrenta ahora investigaciones en los dos lados del océano Atlántico a raíz de su modelo de negocios, que permitió a la firma Cambridge Analytics reunir información sobre millones de usuarios.

Aún será necesario verificar el impacto real de la campaña, pero de cualquier forma la iniciativa se tornó un tópico muy popular en varias redes sociales, incluida Facebook.

Donella Cohen, influyente gerente de productos de Weather Channel, anunció en su propia página de Facebook que su cuenta sería eliminada.

"Las últimas revelaciones muestran como esta plataforma es corrupta y dañina para la sociedad. Espero que surja una nueva red social. Una que no sea tan ambiciosa al punto de corromper la política en nombre del todopoderoso dólar", señaló.

- En el tejido de la internet -

Sin embargo, analistas apuntan que Facebook difícilmente se evaporará rápidamente porque es parte del tejido que forma la internet, con lazos a incontables sitios web, anuncios de publicidad y mensajes.

Para Jennifer Grygiel, profesora de comunicaciones en la universidad de Syracusa, el movimiento "es un respuesta del público de redes sociales. Ya vimos lo mismo con el movimiento #deleteUber".

En su opinión, "algunas personas saldrán de Facebook. Pero salirse totalmente de Facebook requiere borrar Facebook, Instagram, WhatsApp y Messenger", todos programas de propiedad de Facebook.

"Para la mayoría de las personas esto no es realista por la forma en que las redes sociales se han integrado en la vida cotidiana", comentó.

Para Sandra Proske, jefa de comunicaciones de la empresa de seguridad F-Secure, no será tan fácil romper relaciones con Facebook.

"Si el nuevo escándalo lo deja a uno incómodo, uno tiene la opción de no usar el servicio, por supuesto", apuntó.

"Pero considerando como nuestras vidas están enlazadas con Facebook y los servicios que ha adquirido, como Instagram y WhatsApp, se pueden considerar otras opciones. Además, para algunas personas y hasta algunos países, Facebook es la Internet", señaló.

Proske, en cambio, se sumó a numerosos especialistas que ofrecen sugerencias sobre como los usuarios de Facebook pueden mejorar su privacidad al limitar la información compartida y qué programas pueden tener acceso a esos datos.

- Ruptura difícil -

Pero aún así, el proceso puede ser más difícil de lo que parece.

Facebook ofrece a sus usuarios una opción para "desactivar" una cuenta a quienes quieran hacer una interrupción temporaria y retornar en otro momento, o "borrar" una cuenta con toda su información pública.

Sin embargo, la propia empresa admite que mucha información (como mensajes en los muros de contactos) pueden permanecer activos aún después que la cuenta responsable haya sido eliminada.

Hasta el momento, sin embargo, se desconoce el número exacto de usuarios que ya optaron por borrar su cuenta de Facebook.

El empresario Roger McNamee, quien en el pasado realizó pesadas inversiones en Facebook, admitió que la red social estaba perdiendo la confianza de sus propios usuarios.

"El problema central es ignorar los derechos de privacidad de los usuarios y la total falta de cuidado con toda la información que ha sido puesta en manos de Facebook", dijo McNamee a la radio pública estadounidense NPR.

"No estoy muy seguro de qué es lo que está pasando, pero temo que sea un problema sistémico con los programas y el modelo de negocios de Facebook que permite a malos actores causar daño a usuarios de Facebook", dijo.

blog comments powered by Disqus

Compañeros