• Martes, 09 Enero 2018
  • Mi Magazine
  • 309
Alerta Divas, el hashtag que usan las escorts para denunciar a clientes peligrosos

Alerta Divas, Alerta Escort y Lista Negra son las cuentas en redes sociales que mujeres de la comunidad escort siguen para denunciar a posibles homicidas, ladrones y acosadores

La cita era en el Hotel Encanto, erigido en calzada de Tlalpan a la altura de San Antonio Abad en la Ciudad de México. Janet (nombre falso para proteger su anonimato), atendió la llamada de un cliente más, un hombre con dinero que gustaba de contratar escorts, una palabra anglosajona que significa "escolta" pero utilizada en el castellano para referirse a trabajadoras sexuales de catálogo con rostros hermosos, cuerpos esculturales y de servicios exclusivos sólo publicitados en Internet a cambio de pagos superiores a los tres mil pesos por hora.

El cliente accede al precio y toma el servicio, los cuerpos sudorosos frotan sobre una cama de innumerables lavadas, la habitación es pequeña con prominente olor a cigarro. Ella pone su mente en otro lugar para recordar un verdadero instante de placer, la cabalgata es desagradable pero sabe que al final podrá pagar a tiempo el alquiler y comprarle algunos juguetes a su hijo.

El acuerdo es sencillo: coges, pagas y te vas. Otro cliente espera y Janet se baña para continuar con la jornada laboral. Hasta que un día su rutina fue interrumpida cuando uno de sus clientes la agredió con gas lacrimógeno, la golpeó y violó sin condón, exponiéndola a una infección venérea.

La encontraron desnuda en el hotel. Al parecer, el hombre se había robado su ropa y dejó heridas brutales en el rostro. La chica levantó una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México por agresión física y sexual, pero la respuesta de las autoridades no llega.

Puede que su nombre sea falso, pero su historia es real y se repite con miles de nombres de otras trabajadoras sexuales que son violentadas o asesinadas a manos de sus clientes. En México, hombres, mujeres y personas de la comunidad lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero, travestista e intersexual luchan a diario por sobrevivir a los golpes.

Ya sea como una actividad de libre decisión o forzada, impulsada por circunstancias que no pueden ocultarse, como la pobreza y falta de oportunidades, el trabajo sexual se convirtió en una opción laboral que subsiste entre ausencia de normas, políticas públicas y sanitarias que provocan un abismo de vulnerabilidad a quienes lo ejercen.

Ante criminalización y falta de apoyo de las autoridades, la propia comunidad en el trabajo sexual ha establecido protocolos para evitar a los clientes peligrosos, aquellos posibles homicidas que aprovechan en anonimato del servicio sexual para despojar de la vida a otros seres humanos.

Estos métodos de seguridad entre trabajadoras existe y uno de sus mayores ejemplos lleva el nombre de Alerta Divas: una página en Tumblr, cuenta de Twitter y hashtag que sólo las escorts utilizan para denunciar malas experiencias con clientes, difundir sus rostros y números telefónicos con el objetivo de alertar a otras chicas a evitar posibles agresiones.

blog comments powered by Disqus