• Martes, 10 Octubre 2017
  • Mi Magazine
  • 177
Encuentran sin vida a Anayetzin Damáris, estudiante universitaria de Ecatepec

La violencia contra las mujeres en México es un mal que parece pasar desapercibido para los gobernantes e incluso para muchos sectores de la sociedad: aquellos que creen que "es una exageración", los que alegan que "violencia es violencia y no debe diferenciarse en género", y también esos que creen que el machismo no mata.

El machismo sí mata.

Asesina.

Destruye vidas.

Arranca sueños.

El machismo sí mata, que no quede duda de ello.

Las víctimas de ese mal deben darse a conocer para que poco a poco todos nos atrevamos a reconocer que las cosas deben cambiar, que los culpables no pueden quedar impunes y que el machismo debe arrancarse de raíz, para erradicar todas las formas en las que se manifiesta.

Anayetzin Damáris Fragoso tenía 26 años y estudiaba leyes. Quería convertirse en abogada, pero alguien decidió que no. Que su vida tenía que terminar.

Vivía en la colonia San Andrés de la Cañada, ubicada en el municipio de Ecatepec, Estado de México, uno de los más peligrosos y violentos del país.

Salió de su hogar el 6 de octubre y se reunió con su novio, identificado como Omar "N", de 23 años. Después de eso, sus familiares ya no supieron nada de ella.

Luego de reportar su ausencia, autoridades mexiquenses se coordinaron con la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México y el Centro de Atención a Personas Extraviadas y Ausentes (CAPEA) para investigar el caso.

La familia de Anayetzin se hizo acompañar de policías capitalinos para exigirle al padre de Omar que abriera la puerta de su departamento, ubicado en la colonia Lindavista, de la delegación Gustavo A. Madero, para realizar una inspección. Ahí terminó el misterio.

blog comments powered by Disqus