• Jueves, 12 Octubre 2017
  • Mi Magazine
  • 203
Niños de Mosul regresan a clases después de tres años de guerra contra ISIS

Desde los escombros de la batalla de Mosul, la esperanza de un mejor futuro renace en las mentes de los niños iraquíes

Luego de tres largos, violentos y horribles años, los niños de la ciudad iraquí de Mosul volverán a la escuela para tratar de retomar sus vidas, con la esperanza de que el timbre que marca el inicio de clases también detone el principio de un mejor futuro. El regreso a las aulas es posible después de que el ejército de liberación iraquí expulsara a los extremistas de Estado Islámico (ISIS por sus siglas en inglés) de la segunda ciudad más importante de ese país.

Para muchos niños, ir a la escuela es una escena común y cotidiana, la diferencia para los niños de Mosul es que tuvieron que pasar mil 95 días sin clases. Al mismo tiempo, la batalla por Mosul destruyó gran parte de las infraestructuras escolares y cobró la vida de cientos de miles de personas inocentes, muchos de ellos compañeros de aula de muchos de los niños que regresaron a clases esta semana.

«Ninguno de nosotros pudimos ir a la escuela cuando el Estado Islámico estuvo aquí, nos quedábamos en casa, ni siquiera podíamos salir a jugar», le dijo Ali, un niño de sexto grado de primaria, a la agencia estadounidense National Public Radio (NPR). «Es bueno volver».

Durante la ocupación yihadista muchos educadores usaron el ambiente bélico para explicar matemáticas básicas, dejando de lado el sentido religioso. «Les tenías que enseñar a los niños a contar con los casquillos de balas regados por el suelo», dijo Ahmed Abdul Aziz, profesor de arte. Durante los combates, que duraron más de tres años entre el ejército iraquí y los yihadistas, el sistema educativo en Mosul Irak colapsó, todos los profesores se quedaron en casa y muchas escuelas fueron totalmente destruidas.

Nuevo giro al sistema educativo

El gobierno iraquí tuvo que implementar y diseñar un sistema alterno de educación básica para compensar estos tres años perdidos. Según NPR se redujo el temario para que los niños pasen sus exámenes rápidamente y lleguen a los grados en los que tendrían que estar hoy.

De acuerdo con Al-Sabah, un medio digital iraquí, las aulas de las escuelas quedaron percudidas en su decoración infantil tras la ocupación yihadista, quienes basados en el Islam extremo no permitían representaciones con personas o animales, regla que tenían escrita en los muros antes de la llegada extremista.

A pesar de los daños, los pupitres desgastados y muros caídos, los alumnos con caras lavadas y uniformes abrochados con clips tomaron sus libros para dar un repaso a los últimos cursos que tomaron antes de la invasión.

blog comments powered by Disqus