• Martes, 17 Abril 2018
  • Mi Magazine
  • 184
Beneficios de no usar tacones ¡Descúbrelos!

Cuando se filmó The Rocky Horror Picture Show, los productores buscaban insistentemente a un hombre cuya feminidad se desbordara en un par de zapatos altos y brillosos. Entre los candidatos se encontraban David Bowie, Mick Jagger y Tim Curry, siendo éste último el ganador del papel. Sin embargo, tenía un grave problema: jamás había usado high heels.

Para él fue muy difícil ya que sus piernas no se prestaban para dar más de dos pasos. Sin embargo, aprendió a usarlos son estilo y nos regaló el mejor Frank N' Furter que el mundo ha visto alguna vez. No obstante, las consecuencias llegaron después, cuando —años más tarde— tuvo algunas lesiones en los pies por usarlos a diario durante todo un mes. Si eso sucedió con tan poco tiempo usándolos, imagina las lesiones que le puede causar a tu cuerpo luego de portarlos todos los días por horas, meses y hasta años.

Puedes cambiar tu estilo, seguir viéndote bien y en tendencia sin la necesidad de usar tacones ni de dañar tu cuerpo; si no lo crees, te damos 10 razones que te harán cambiar de opinión.

Es normal que gracias al uso incorrecto de los zapatos altos los tobillos no soporten el peso y se doblen. Al menos el 80 % de las mujeres dicen haber experimentado una torcedura al menos una vez.

Tu columna vertebral no se dañará

La columna es la base de todo el cuerpo y mantiene un orden general; no obstante, cuando el pie toma otra postura por el uso de tacos altos, se deforma perjudicando al resto del cuerpo.

Nunca sufrirás lesiones musculares

Al usar tacones, los músculos toman otra postura por lo que al dejarlos libres terminan adoptando su propia forma.

Tu tendón estará de tamaño normal

Los tendomes se alargan y comprimen dependiendo el zapato o ropa que llevas, así como con el movimiento; si usas tacones mucho tiempo, se comprimirán de más puesto que se encuentran presionados.

No tendrás juanetes o cayos

La forma del calzado moldea tus pies, por lo que se pueden generar huesos deformes y hasta callos sin sentido que sólo te provocarán molestias y dolores innecesarios.

Tu espalda se mantendrá recta

A veces, para mantener el equilibrio, curveas tu espalda y así te sientes más segura en cada pisada. Sucede mucho más con los tacones, lo cual es perjudicial a largo plazo.

Tu circulación no se verá afectada

En especial en la parte de los pies y pantorrillas. La sangre no se distribuye de manera correcta a lo largo de las piernas.

El arco de tu pie no se deformará

Tener un arco muy marcado es dañino puesto que puede derivar en deformaciones dolorosas e incluso, en una cirugía.

blog comments powered by Disqus

Compañeros