• Martes, 17 Abril 2018
  • Mi Magazine
  • 71
Migrañas con aura: uno de los dolores de cabeza más comunes

La migraña con aura, también conocida como migraña clásica, es una alteración bastante frecuente que afecta al sistema nervioso central y que se caracteriza por una intensa sensación de latido o de palpitación en la zona del cráneo.

La migraña con aura suele ir acompañada de otros síntomas como náuseas y/o vómitos, además de una hipersensibilidad generalizada, con intolerancia a la luz y a los ruidos, por ejemplo. Debido a esto, la persona que la padece suele buscar lugares oscuros y silenciosos, y es frecuente que solo deseen estar en reposo en la cama, ya que también puede verse afectado su equilibrio.

De forma general, estos pacientes suelen experimentar, además de cefalea y náusea, fatiga y debilidad muscular, entumecimiento del rostro y de las extremidades, especialmente, de las manos, y cierta dificultad incluso para hablar o para comunicarse.

Con respecto a sus causas, aún no hay consenso con respecto a cuál o cuáles son sus desencadenantes, pero se cree puede estar relacionado con ondas eléctricas o químicas que surgen ante ciertas condiciones ambientales o del paciente. También se la ha vinculado a: situaciones de estrés o de continua ansiedad, exposición a luces muy brillantes durante un largo período de tiempo, algunos alimentos, el uso de ciertos medicamentos y predisposición genética.

Una vez diagnosticado este trastorno a través de ciertos exámenes y estudios específicos, el tratamiento consiste en aliviar los síntomas a través de ciertos medicamentos especialmente diseñados para esta patología, tales como analgésicos, triptanos, ergotaminas y opioides, entre otros. No obstante, no se recomienda su uso prolongado, ya que pueden ocasionar problemas secundarios indeseados.

Si bien hay varios estudios que han intentado encontrar formas de prevención de la migraña con aura, no se han llegado a datos significativos ni concluyentes, y más bien estará relacionada con los datos y la experiencia de cada paciente.

Es decir, si se sabe que el dolor de cabeza es ocasionado por la ingesta de algún alimento, entonces habrá que evitar su consumo, si en otro caso se relaciona como efecto secundario de la toma de un medicamento, entonces habrá que buscar otra alternativa farmacológica, etc.

Puedes encontrar más información consultando con tu médico de cabecera o profesional de la medicina.

blog comments powered by Disqus