• Viernes, 18 Agosto 2017
  • Mi Magazine
  • 525
¿Tienes el cutis graso? Quizá deberías dejar de tomar estos alimentos

Nadie elige tener el cutis graso . Sucede por múltiples causas, que van desde la genética a factores hormonales. Además, hay factores como la pubertad, los métidos anticonceptivos, etc. que pueden poner de relieve un problema latente o agravar uno ya existente.

En el caso de los alimentos, estos también pueden jugar un papel relevante. Es cierto que ninguno de ellos es el responsable último, pero también hay comidas que son contraproducentes si lo que queremos es evitar la aparición de acné en nuestro cutis. Estas son las principales que hay que evitar a toda costa.

Arroz blanco. Debido al proceso de refinamiento que sufre, el arroz blanco tiene un índice glucémico alto, lo que supone que tiene un impacto en el azúcar en sangre, agravando los síntomas de un cutis con exceso de grasa. Hay estudios en los que personas con acné mejoraban al sustituir arroz o pasta blancos por sus versiones integrales.

Bollería industrial. De nuevo otra categoría de alimentos con un alto índice glucémico, que disparan el azúcar en sangre y que agravan el diagnóstico de un cutis graso. De aquí nace la clásica creencia de que “el chocolate hace que te salgan granos”. Esto sería cierto, pero solo en el caso de chocolates con azúcar añadido, no en las versiones con un alto porcentaje de cacao. Mejor dejar de lado galletas, bizcochos o pasteles y optar por fruta.

Bacon. Hemos seleccionado este alimento como representante de todos aquellos ricos en grasas saturadas que aumentan la inflamación, lo que hace que un cutis graso empeore. Hay que evitar hamburguesas, carnes procesadas y precocinados y optar por alimentos ricos en grasas como Omega 3 (aguacate, salmón) que tienen el efecto contrario y que han demostrado su efectividad para mejorar el diagnóstico de personas con acné.

Quesos. Los lácteos han estado asociados habitualmente a problemas de acné debido a su alto contenido en hormonas y que puede interferir, tapando poros o provocando brotes. Para todas aquellas personas con cierta sensibilidad a los lácteos, los expertos recomiendan cambiarse a bebidas vegetales, como las de almendras o soja.

Alcohol. Hay efectos secundarios del consumo de alcohol que interfieren de manera clara con un problema de piel grasa. Por un lado, tiene un efecto deshidratador. Además, favorece la segregación de sudor. Por otro lado, incrementa el calor interior. Todo ello forma un cóctel explosivo que agrava problemas como el acné.

Café. El abuso del café puede inducir situaciones de nerviosismo y de estrés en el cuerpo, un factor que empeora de manera clara un problema de piel excesivamente grasa. Si no podemos prescindir del café, es mejor optar por versiones sin cafeína para evitar que nuestro rostro se llene de granos.

Patatas fritas. Los fritos interfieren con los niveles de insulina del cuerpo, lo que resulta en brotes de acné, ya que los poros quedan tapados, con lo que hacen su aparición las antiestéticas espinillas. Sin embargo, no se debe culpar al aceite de oliva que, tomado crudo, es beneficioso para la piel. Es mejor tomar las patatas cocidas, guisadas o al horno.

blog comments powered by Disqus